Emociones más allá del vino

Déjate seducir por el Penedès. Ven y déjate llevar por su personalidad, sus vinos y su gastronomía; por la naturaleza, la arquitectura y el arte. Descubre rincones y experiencias, con su gente. Porque un día es suficiente para enamorarte de esta tierra... y también suficiente para saber que volverás.

Situación privilegiada

A lo largo de los siglos, el Penedès ha sido una tierra de paso. Los diferentes pueblos y civilizaciones han dejado vestigios que hoy constituyen su patrimonio histórico y cultural. De la misma forma, la particular situación geográfica del Penedès –entre el mar y la montaña– hace que el paisaje sea cálido y armónico, acogedor y lleno de luminosidad mediterránea.

Diversidad en la oferta

Paso a paso, cata a cata... el vino pide paciencia, sensibilidad, gusto... ¡tiempo! Pero todavía más: reclama ilusión por descubrir todo lo que rodea su mundo. De la mano de los viticultores, elaboradores y otros profesionales, el Penedès ofrece una diversidad de actividades para iniciar este viaje de sabores y sensaciones: gastronomía, ocio, arquitectura, arte, museos, fiestas... El Penedès, emociones más allá del vino.

Enoturismo

Seguid el aroma de nuestra tierra, descubrir sus rincones, la vida rural, el paisaje, la gente, las tradiciones, la gastronomía de una tierra llena de sabores y sensaciones. Os abrimos las puertas de nuestras bodegas para llevar a cabo visitas guiadas, catas, saborear nuestros platos tradicionales... Una propuesta en la que emoción, tradición y sabor constituyen el mejor maridaje.

Montserrat

Durante siglos, la huella humana ha proporcionado un notable patrimonio de las civilizaciones y culturas que han habitado esta tierra.

La huella humana

Pasear por la DO Penedès es también descubrir el testimonio de las culturas más antiguas como la ibérica y romana, de las iglesias y ermitas románicas diseminadas por pueblos y lugares solitarios, o de los grandes edificios religiosos y civiles del gótico urbano. La reanudación agrícola del XVII permite a las masías convertirse en centros de vida y producción y emprender un proceso de transformación del que nos han llegado construcciones admirables. A partir de la segunda mitad del XIX, las repercusiones favorables de la crisis de la filoxera, las exportaciones, la inyección de capital de los indianos, y el movimiento europeo de exaltación nacional dan pie al renacimiento cultural y a la creatividad artística que estalla con el modernismo.


© 2014 D.O. Penedès.