¿Cuándo y cómo se debe decantar un vino ?

¿Cuándo y cómo se debe decantar un vino ?

En el Penedès diferenciamos claramente dos motivos para decantar un vino. 

Por una lado, evitar que los posos pasen a la copa. Debe hacerse en vinos muy viejos a los que con los años se hayan podido sedimentar sólidos en el culo de la botella, o bien en vinos de corte moderno, muy concentrados, tànicos y poco filtrados, que también pueden tener precipitaciones en los fondos de botella. 

En estos casos se debe decantar lentamente, inclinándose poco la botella. Es muy útil hacerlo con una lámpara (una vela, por ejemplo) y alumbrando la botella para poder ver si el poso se acerca al cuello.

Otro motivo para decantar un vino, es oxigenarlo. Se suele hacer con vinos con crianza y concentrados, que pueden necesitar el contacto con el oxígeno para eliminar la reducción de la botella y así abrirse en todos sus matices. En vinos muy viejos, con poco color, hay que tener cuidado, y es recomendable decantar primero poca cantidad y ver cómo evoluciona en la copa, ya que son vinos muy delicados y el contacto brusco con el aire después de muchos años los puede dañar.

Para evitar los posos hay decantadores altos y estrechos, y para oxigenar son mejores los anchos y bajos, que ofrecen mucha superficie de contacto del vino con el aire.

Comparte