¿Cuánto tiempo se puede guardar un vino?

¿Cuánto tiempo se puede guardar un vino?

Los blancos jóvenes y los rosados, en general se pueden guardar un par de años a partir de la fecha de vendimia, que debe ir indicada en la etiqueta. Los blancos con crianza en madera se pueden guardar hasta cinco años, aunque depende mucho de cada vino.

Los tintos jóvenes, sin crianza, deben consumirse también en un par de años, y cuanto más crianza tienen, más pueden aguantar: hasta diez años, aproximadamente. Depende también de la variedad de uva y de cómo se han elaborado. En principio los más "negros" aguantan mejor y un Cabernet Sauvignon concentrado tiene que aguantar más que una garnacha pálida.

Los espumosos son más delicados, ya que al haber presión interna, tienen más problemas de estanqueidad y no se deben guardar mucho más de un año. Hay casos contados, de vinos de alto nivel que salen al mercado cuando todavía no son del todo a punto, a los que un par de años los pueden ir bien. Pero estas consideraciones son en condiciones óptimas de temperatura y humedad estables.

En un domicilio particular, sometido a cambios constantes, no tiene mucho sentido guardar ningún vino más de un año. Es un error frecuente pensar que los vinos mejoran con los años: lo máximo que se puede esperar es que el vino no se estropee, pero nunca que mejore, en todo caso, que cambie. No olvidemos que los vinos están vivos y siguen un proceso de evolución.

Comparte