El porqué de las barricas

Estamos en tiempo de llenar cubas y por lo tanto es muy importante que de ahora en adelante la temperatura y la humedad de la sala estén muy bien controladas.

Primeramente es muy importante que el llenado de la barrica sea total y sobre todo, con la ayuda de una manguera y de una manera ordenada, ya que si entra aire crearíamos una macrooxigenació y no terminaría siendo buena para la evolución del vino.

Es muy importante regular la temperatura y la humedad de la sala, ya que afecta directamente a la evaporación del vino en la barrica.

En caso de que tuviéramos un 50% de humedad, al cabo del año se habrían evaporado 20 litros de vino en cada barrica. En cambio, si la humedad está entre el 80 y 90%, la evaporación ya sería sólo de 5 litros.

Las barricas respiran a través de la madera, por lo que así el vino se microoxigena y la dureza del vino se convierte suavidad.

A medida que las barricas se hacen viejas, a partir de los 5 años aportan muy poco al vino y se tapan los poros, por lo que entonces no respira. Para ello se tienen que ir cambiando por nuevas.

Comparte