Fermentan los tintos

Fermentan los tintos

En los vinos tintos, la fermentación es la transformación de las levaduras de los azúcares en alcohol, dióxido de carbono y calor. Se producen también otros fenómenos diferentes según si es para obtener un vino tinto joven o un vino tinto para crianza.

 

Una vez tenemos el mosto con las pieles de la uva haciendo la macerarción en el depósito de acero inoxidable, podemos añadir las levaduras. Lo que se puede hacer también es que con las levaduras de la propia uva dejamos que comience la fermentación. Es  importante controlar la temperatura del proceso tal y como hacemos con los blancos. La temperatura de fermentación de los tintos es un poco más alta que en los blancos.

 

Si queremos hacer un vino tinto joven, a partir de que tengamos la extracción de color deseada, descubaremos (separaremos el mosto de las pieles), y acabaremos la fermentación del mosto-vino en otro depósito.

 

Si queremos hacer un vino tinto para crianza larga habrá que esperar más hasta tener toda la extracción de color y estructura y seguramente cuando descubemos ya habrá finalizado la fermentación.

 

Comparte