Cómo catar un vino con los cinco sentidos

La mirada, el tacto, el olfato y el gusto son los principales sentidos que necesitamos para degustar un buen vino.

Debemos estar atentos y seguir los pasos, porque la información que nos aporta un tipo de intensidad de color o una determinada aroma es crucial para entender su origen.

También es muy importante la memoria olfativa para poder hacer un estructura de todos los vinos Penedès.

 

Comparte