¿Quieres un vino brillante?

¿Quieres un vino brillante?

En el caso de los vinos blancos, una vez ha terminado el proceso de la fermentación, los dejamos reposar para que precipiten las partes sólidas de este proceso. A partir de ahí obtenemos el vino terminado de fermentar, normalmente con aspecto turbio.

Una vez este vino se quiere embotellar, habrá que filtrarlo antes para que quede claro y transparente. Este filtrado se puede hacer con diferentes tipos de filtros: placas de celulosa, de membrana, etc.

 

Comparte