La importancia de la fermentación

La importancia de la fermentación

En el proceso de elaboración de los vinos blancos, una vez tenemos el mosto claro después del desfangado, se vierte en una tina de fermentación con control de frío.

Para llevar a cabo la fermentación, se pueden añadir levaduras o esperar que las levaduras que hay en la piel de la uva y en la bodega hagan su función.

En este proceso, las levaduras (hongos unicelulares) transforman el azúcar de la uva en alcohol (etanol) y dióxido de carbono.

Es en este momento cuando se desprende mucha temperatura y ésta se tiene que controlar.

Así pues, enfriamos el mosto dentro de las tinas de acero inoxidable para que la fermentación sea un proceso lento y así lograr que se conserven los aromas florales de la fruta.

 

Comparte