El vino según... Bernat Bermudo, chef de Mano Rota.

Mano Rota es un restaurante bicéfalo, creado por dos chefs: el catalán Bernat Bermudo, que también ha trabajado en Lima, y ​​el venezolano Oswaldo Brito. Lo definen como un restaurante de barra que huye de las etiquetas con el objetivo de enamorar a los paladares más inquietos y curiosos. El resultado es una carta muy interesante que fusiona varias cocinas, principalmente la tailandesa, peruana y catalana. Una experiencia única.

Contadnos quiénes sois y cuál es la esencia de vuestro restaurante.

Somos dos cocineros que hemos estudiado y trabajado en diferentes lugares hasta que hace 2 años decidimos arrancar este proyecto, de manera que nuestros orígenes se fusionan para lograr una cocina sabrosa y sorprendente. Todo ello se concentra especialmente en la barra, el lugar idóneo para vivir la experiencia de Mano Rota.

 ¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear el restaurante? ¿Cómo ha evolucionado desde entonces?

La idea surgió de los dos en un momento en que coincidimos y decidimos hacer un proyecto puntual. Allí nos dimos cuenta por primera vez de la cantidad de cosas que teníamos en común y de todo el potencial que vimos en el proyecto. La evolución ha sido siempre positiva y el objetivo es siempre el de superarnos en todo lo que hacemos.

Contadnos una anécdota, una oportunidad o una situación curiosa que hayáis vivido en el restaurante.

Recordamos con especial estima el primer día que entramos en el local antes de que empezaran las obras, encontramos: una cuna, televisores, paredes pintadas de diferentes colores, entre otros objetos pintorescos. Pero aún así, nosotros vimos bien claro dónde iría la barra, el reservado o como colocaríamos las tablas.

¿Cómo os imagináis vuestro restaurante en un futuro?

Nos lo imaginamos como un proyecto sólido y que continúe haciéndose grande, siempre en la dirección que nosotros queremos. Por supuesto queremos que continúe enfocado hacia nuestro estilo de cocina y los sabores que nos definen.

Recomendadnos vuestro plato estrella.

Nuestro plato estrella es el Caldo Thay. Es un plato pensado para compartir y que el comensal debe terminar él mismo en la mesa. Es un plato muy sabroso, lleno de matices que invocan una curiosa mezcla de Cultura.

Bernat y el vino

¿Cuál es tu primer recuerdo sobre el vino?

Abrir una botella de mi padre sin que nadie me viera y probarlo a escondidas.

¿Blanco, tinto o rosado?

Tinto.

¿Y con burbujas o sin?

Sin burbujas.

El mejor momento para tomar un vino.

Por la tarde, después de un largo día. Es mi momento de tranquilidad bien merecido.

Describe el vino ideal para una primera cita.

Para una primera cita me llamaría la atención un vino joven y afrutado, con poca barrica, poco complicado.

¿Cuál es para ti el maridaje perfecto?

Queso cremoso y graso, por ejemplo una torta de barros, combinado con un vino con cuerpo y unas tostadas elegantes.