El vino según .... Demos Bertran

El blog elvi.net está dedicado al mundo del vino y tiene una trayectoria de más de once años. Su creador, Demos Bertran, nos habla del mundo del vino y de todo lo que le rodea (ferias, degustaciones, enoturismo, ...), pero la particularidad de este bloque es el amplio y detallado resumen de notas de cata creadas exclusivamente por el autor. Además, lleva a cabo una amplia labor de dinamización de la cultura del vino y la gastronomía en las redes sociales, actividad que extiende a otras plataformas relacionadas como Verema, Cellar Tracker y Vivino. En Demos también es formador de vinos espumosos.

Para conocer un poco más en Demos y su actividad como blogger le hemos hecho cuatro preguntas sobre su bloque y siete sobre su relación con el vino.

Cuéntanos quién eres y cuál es la esencia de tu blog.

Me defino como una persona positiva, llena de inquietudes y amante de los pequeños placeres que la vida nos ofrece constantemente. La esencia de mi blog es el vino y todos los valores que lo rodean o surgen de él: sensaciones, momentos, sensibilidad, estima, pasión, cultura, tierra, personas, historia,...

¿Cómo y cuándo surgió la idea de crear el blog? Cómo ha evolucionado desde entonces?

El inicio de mi aventura con el mundo del vino comenzó a mediados de 1996 cuando me fui a Bruselas a hacer un Master en Economía. Fue allí donde descubrí la apasionante cultura del vino gracias a mis amigos franceses.

Después de mi larga estancia en Bélgica y haber conocido casi todas las zonas vinícolas de Francia y parte de los viñedos del Rin en Alemania, volví a Barcelona a finales de 2002. Mi interés en aprender sobre el mundo del vino era incesante y empecé una nueva etapa de autoaprendizaje. En 2004 registré el dominio elvi.net con la idea de crear un futuro blog o web que tuviera relación con este mundo.

El blog vio luz a principios del año 2005 con las primeras referencias de vinos y las experiencias vinícolas iniciales. El blog fue creciendo de manera muy discreta hasta mediados de 2008, momento en el que le di un impulso importante después de haber ampliado mis conocimientos sobre el mundo del vino. Actualmente el blog tiene más de 2.400 posts.

 Cuéntanos una anécdota, una oportunidad o una situación curiosa que hayas vivido como autor del blog.

Una anécdota importante fue que año más tarde de hacer la inflexión en la dinámica del blog, éste recibiera un triple reconocimiento: segundo clasificado en el II Concurso BlogDOCat, mejor blog del vino en el concurso organizado por la web diccionariodelvino.com y Premio Cuervo al Mejor Blog del Año 2009 organizado por el blog argentino "Vinos en Buenos Aires". Todo esto me animó a continuar trabajando en el blog y creer más firmemente con lo que estaba haciendo.

La oportunidad llegó hacia el 2010 cuando hice un cambio sustancial en el diseño y estructura del blog y, desgraciadamente perdí más de 200 posts de los primeros 3 años. Fue un momento duro pero pensé que el blog sería como un Fénix que renace de sus cenizas.

La situación curiosa la centraría en la cantidad de emails y comentarios que he ido recibiendo de pequeñas bodegas nacionales e internacionales que mostraban su sorpresa y agradecimiento por encontrarse la primera nota de cata de alguno de sus vinos en internet.

¿Cómo te imaginas tu blog en un futuro?

La verdad es que no tengo ni idea. Si hago un pequeño vistazo atrás, observo que en 11 años ha habido cambios impresionantes en la manera de difundir la cultura del vino, sobre todo en internet. Las redes sociales han activado esta evolución a niveles impensables y creo que difícilmente sabemos lo que puede pasar en los próximos años. Sin embargo, me considero muy digital y espero que el blog siga siendo una referencia importante en el mundo del vino, no sólo en internet sino también accesible a través de cualquier dispositivo móvil.

Demos y el vino:

¿Cuál es tu primer recuerdo sobre el vino?

Mi primer gran recuerdo fue en una cena de celebración de fin de exámenes en febrero de 1997 con mis compañeros de estudios en Bruselas. La mayoría eran franceses y me sentí fascinado por la naturalidad con la que hablaban sobre el vino, de las viñas, de las zonas productoras, de la cultura vinícola dentro de su familia, ... Fue memorable.

¿Blanco, tinto o rosado?

Creo que el color del vino me es indiferente, cualquiera de los tres es una opción válida siempre y cuando éste llegue a emocionarme. Contestaría con un: blanco y rosado y tinto.

El mejor momento para tomar un vino

No hay mejor momento sino creo que todo momento es adecuado para tomar un vino. Cuando tú quieras y con quien quieras compartirlo, todos los momentos son buenos. Creo que con el vino existe lo que llamaría la atemporalidad placentera en el que el instante pasa a un segundo término y el vino es el principal actor consiguiendo despertar sensaciones agradables.

¿Qué sensaciones te evoca el vino?

Placer, admiración, felicidad, relajación, emociones del sentir, oler, beber, el tacto de la copa, el descubrimiento del vino, el ritual y la ceremonia del servicio abriendo la botella, el ruido del corcho al sacarlo, el ruido del hielo en la cubitera, llenar la copa y pensar que ofreces placer sirviendo el vino, las palabras que lo describen... y, sobre todo, cuando con ello sientes que la piel se eriza.

¿Con burbujas o sin?

La cuestión es.... con burbujas y sin burbujas. Es difícil definirse porque se trata de dividir entre dos opciones complementarias. No obstante, la singularidad de las burbujas es fascinante, y creo que siempre es una gran opción para un comienzo, luego ya podríamos decir con o sin.

Describe el vino ideal para una cita

Una cita necesita de diferentes vinos para crear un buen inicio y una perfecta evolución. Su inicio requiere de un vino espumoso, sin lugar a dudas, es un vino ideal para empezar cualquier cosa y crear un pequeño vínculo, sea una nueva amistad o una futura relación. Las burbujas significan un inicio, un despertar, la frescura y la chispa necesaria para romper el hielo. Una vez se alcanza una cierta complicidad entre las personas el paso siguiente debe ser un vino tranquilo que una y haga disfrutar, un vino que despierte emociones y sensaciones cómplices, que dé conversación y haga perder la noción del tiempo.

¿Cuál es tu maridaje perfecto?

El maridaje del vino y la comida se resume a la mínima expresión de una copa de vino con un plato que reúna la sencillez, sin estridencias donde el ingrediente puede llegar a ser el elemento menos importante. En esta situación lo más importante es el momento, el estímulo de sensaciones que salen de esta pequeña convivencia de copa y plato.

Podéis seguir a Demos en:

Elvi.net

Instagram

Twitter

Facebook

Linkedin

Google

Flickr

Pinterest

Tumblr

Verema

Cellar Tracker

Vivino